Bellevueplatz La Bellevueplatz es uno de los puntos más vivos de la ciudad. La plaza está situada entre el casco antiguo y los barrios modernos de la orilla septentrional del lago. Se accede a ella fácilmente cruzando el puente Quaibrücke y en ella podremos encontrar, además del bullicio propio generado por el tráfico de los coches y los tranvías, gran cantidad de personas que se mueven por sus tiendas, restaurantes y cafeterías, así como por el paseo que hay junto al lago y que lleva hasta el Zurichhorn, un parque situado más al sur. El edificio que más destaca en la zona es, sin duda alguna, el Opernhaus o Teatro de la Ópera, una construcción neobarroca de finales del siglo XIX.


054 - Burkliplatz.JPG La Bürkliplatz es una plaza arbolada que está situada cerca del lago que lleva el mismo nombre que la ciudad, junto al puente Quaibrücke y al Arboretum, uno de los parques que bordea el lago. En esta extensa plaza, donde termina la famosa Bahnhofstrasse, podemos encontrar muchas cosas interesantes, aunque lo más destacable es la escultura de Louise Bourgeois, “Maman”, una araña gigante hecha con bronce, la estatua de Ganímedes (Hermann Hubacher, 1952) y los diversos muelles que dan acceso a las embarcaciones que atraviesan hacia el sur el lago Zúrich.


047 - Weinplatz.JPG La Weinplatz es una pequeña plaza situada junto a una de las orillas del río Limmat y desde ella se puede acceder al Rathausbrücke o puente del Ayuntamiento, que se encuentra situado justo en frente, en la otra orilla.

Este pequeño y acogedor lugar destaca por las casas de mediana altura y estrechas que lo rodean, muchas de ellas de origen gótico aunque reconstruidas posteriormente en el siglo XVIII, siguiendo el estilo barroco de la época.

En esta plaza podremos encontrar algunas cafeterías y restaurantes que, en los meses estivales, abren sus terrazas para deleite de los transeúntes que circulan por los alrededores.


013 - Bahnhofplatz.JPG La Bahnhofplatz de Zúrich se encuentra situada a uno de los lados de la Hauptbahnhof, la principal estación de tren de la ciudad, construida entre 1865 y 1871. En esta plaza, dominada por el tráfico de coches y tranvías, se celebra cada miércoles un mercado que queda realmente pintoresco durante la Navidad porque se coloca un árbol de cristal de Swarovski. En el centro de la misma se puede ver el monumento dedicado a Alfred Escher, promotor de la línea ferroviaria del San Gotardo, que une Suiza con Italia por tren.

Desde esta céntrica plaza comienza su recorrido la Bahnhofstrasse, una de las calles comerciales más conocidas de Zúrich. Es un buen lugar para que los turistas puedan comenzar una visita por la ciudad suiza.


023 - Schipfe.JPG Schipfe es un grupo de casas situado bajo Lindenhof, junto a una de las orillas del río Limmat. Estas construcciones destacan porque eran el antiguo lugar de atraque y punto de transbordo entre la navegación fluvial y la lacustre. A partir del siglo XVI hubo aquí industrias de seda, baños públicos y hasta un astillero.

Hasta hoy Schipfe sigue siendo un callejón de artesanos, un barrio idílico del casco antiguo con comercios en los que se exponen obras de artesanía. Las bases de las casas, la gran mayoría de madera, datan de los siglos XII y XIII. Merece la pena dar una vuelta por sus estrechas calles y adentrarnos en alguna de sus tiendas.


  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter